Jóvenes alaban a Dios con música, arte y poesía religiosa

Soli Deo Gloria 2018

En el Concierto de adoración artística “Soli Deo Gloria” alumnos de diversas carreras estrenaron obras sacras en el Templo Mayor de Campus Oriente.

Aproximadamente 50 personas dieron vida a la séptima versión del Concierto de adoración artístico “Soli Deo Gloria”. Compositores, músicos, intérpretes, artistas plásticos y poetas entre otros, fueron los protagonistas de esta instancia, donde a través del arte, se dio gloria a Dios en un ambiente de recogimiento interior.

Este año, el concierto giró en torno a la Pasión de Cristo, por lo tanto la creación de las obras se fundó en la reflexión sobre el sentido y la importancia del sacrificio de Jesús, que dió su vida por amor. Isabel Margarita Wahl, organizadora del “Soli Deo Gloria”, señaló que “a partir del año pasado, nos propusimos ir profundizando en el misterio del triduo pascual. Así, el tema del 2017 fue el jueves Santo y este año nos hemos inspirado en el viernes Santo, que se centra en la Pasión.”

Los alumnos del Instituto de Música UC Tomás Hurtado, Alan García y Tomás Rubio, fueron los encargados de componer las obras corales y de ensamble, así como los estudiantes María Ignacia Caro, Emilio Barraza y Valentina Ponce se hicieron cargo de las obras literarias y las estudiantes de artes Isabel Margarita Wahl, Javiera Ruz y Catalina Jouanne, de las creaciones plásticas.

“En cuanto a la composición, he podido probar ideas, recibir opiniones y comentarios sobre la obra y ampliar mis conocimientos sobre el funcionamiento del coro en general. En cuanto a lo humano también he aprendido mucho, ya que junto con Alan García, hemos juntado y liderado un coro de 32 personas con todas las cosas buenas y dificultades que esto conlleva”, señaló el estudiante del Imuc Tomás Hurtado.

Los académicos William Child (Coro), Luciano Aliocha Solovera (ensamble) y Roberto Onell (literatura) fueron parte fundamental en el proceso de creación artística, siendo un apoyo constante para los alumnos y guiándolos en sus respectivas áreas. Roberto Onell, profesor de la Facultad de Letras, señaló que la poesía es un aporte a este concierto porque “es palabra llevada al límite: límite de sentido, de significación... De alegría, de angustia, de esperanza, de abandono. Este concierto, al situarse en esa experiencia límite que es el volcarse en adoración, volcarse del ser humano hacia lo Otro, el otro que es Dios (Jesús sacramentado, en este caso), lo quiera o no, se pone en situación de hacer poesía.”

Un poco más de seis meses fue el tiempo de preparación de este concierto, en el que se hicieron instancias de reflexión en torno a la Pasión y muerte de Cristo, donde se ahondó en el significado de este misterio, para que los artistas pudieran trabajar el mensaje en sus obras. Luego vino la creación y ensayos, para que la puesta en escena fuera perfecta. “Tuvimos encuentros en los que compartimos nuestros avances, así como experiencias anteriores y testimonios que nos han ayudado a ir perfilando nuestras reflexiones. El aporte del equipo de académicos fue fundamental”, expresó Isabel Margarita Wahl, organizadora del “Soli Deo Gloria” sobre el proceso de preparación del Concierto.

Con este proyecto de la Pastoral UC en Campus Oriente, en conjunto con el Instituto de Música UC, se busca promover la composición de música sacra contemporánea. Desde sus inicios el año 2012, han participado alumnos, ex alumnos y académicos de la UC, componiendo música de cámara, creando textos poéticos y obras plásticas para para ser estrenados en adoración a Dios en la Eucaristía y que son ofrecidas a la Iglesia y a Dios.

SDG es la abreviación de la expresión “Soli Deo Gloria”, que en latín significa “Solo a Dios la Gloria”. Con estas iniciales, el compositor alemán Johann Sebastian Bach firmaba todas sus obras, con la intención de indicar que su trabajo existía para la mayor gloria de Dios.