IMG_7474.JPG

 

El pasado jueves 14, la oboísta Camila del Pozo y el pianista Danor Quinteros se presentaron en el auditorio Luksic de campus San Joaquín, como parte del ciclo Jóvenes Intérpretes, el cual termina el próximo jueves 28 de septiembre.

Ambos músicos están radicados en Europa. Danor Quinteros, egresado en 2006, trabajando en la academia de enseñanza musical Mozarteum, en la ciudad de Salzburgo, Austria; y Camila del Pozo, egresada en 2012, terminando un postgrado de solista en Alemania, ad portas de comenzar otro magister en la ciudad Leipzig y tocando en una orquesta de Berlín. 

“En algún momento se vuelve un poco inevitable salir al extranjero para especializarse en una carrera como música. Casi todo lo que tocamos fue compuesto en Europa y por supuesto tiene algún valor caminar por las mismas calles que los compositores caminaron”, cuenta el pianista que, según confiesa, al salir del país no tenía del todo claro dónde o con quién se especializaría, ya que hace diez años la información no estaba tan disponible como ahora.

En cambio, tras asistir a un festival en Brasil que congrega a diferentes profesores del mundo, Camila del Pozo conoció a quien sería su profesor tras un largo proceso de admisión, “uno postula y muchos meses después te llega una carta para participar del concurso. En mi audición participaron más de 50 personas y quedamos dos, aunque siempre depende de los cupos que tenga el profesor”, admite la oboísta.

De acuerdo a Danor Quinteros, hay muchas personas y son pocos los cupos porque la enseñanza de música suele ser personalizada, sin embargo, el artista recalca la importancia de salir a especializarse afuera: “el mundo de la música es un mundo muy social y se toca en conjunto con otras personas, por lo que es bueno estar en contacto y ver quienes están tocando, y cómo y dónde lo están haciendo. Es muy importante saber relacionarse con los demás”. Camila del Pozo coincide con la importancia de saber respetar a otros en un circuito tan internacional como el de la música, “hay mucha gente de muchos países, no puedes ser intolerante, asumir que todos vamos a ser iguales o que nos van a gustar las mismas cosas. Además, hablar con los otros te ayuda mucho en el idioma. Ahí es cuando uno más aprende”, asegura.

Aunque los idiomas oficiales de Austria son el alemán, el húngaro y el esloveno, Danor Quinteros afirma que en las instancias académicas prima el inglés, y que la ciudad donde reside es sumamente turística por lo que no considera que haya sido un problema, no obstante, cuenta que el sí debió aprender alemán antes de salir del país, por medio de un curso intensivo en el Goethe Institute. Camila en cambio optó por tomar un curso básico acá y uno intensivo al llegar allá, ya que necesitaba un certificado que acreditara que ella podría comunicarse mientras estudiaba. Sin embargo, los dos artistas creen que al estar en un entorno germano hablante, estudies o no el idioma, se aprende igual.

Al recordar su paso por el Instituto de Música (IMUC), los antiguos estudiantes coinciden en que para ellos su entorno social fue fundamental: “Pertenecí a una buena generación, muchos músicos súper motivados a los que ahora les va muy bien, y profesores muy comprometidos con los alumnos. Compartíamos y estudiábamos juntos, competíamos por las mismas cosas y eso nos motivaba entre nosotros”, rememora Danor Quinteros, al mismo tiempo que Camila del Pozo: “A mí me pasó parecido, no era exactamente mi generación pero todos mis amigos,que estaban unas dos generaciones más arriba, eran todos muy buenos y estudiosos. Les iba muy bien a todos”.

Tanto Camila del Pozo como Danor Quinteros reconocen que el IMUC les entregó una base sólida que les permitió enfrentarse sin temores a los desafíos experimentados en el extranjero, “no fue tan difícil el llegar allá, en verdad con el título de aquí uno llega bien preparado”, reconoce Camila del Pozo quien también aconseja a los actuales estudiantes: “Que aprovechen de estudiar ahora que están en la universidad, porque después tendrán muy poco tiempo para hacerlo”, afirma. 

 

2._14_sept_Camila_y_Danor2.jpg

Luis Prato REC UC

El martes 30 de mayo la Pastoral UC realizó una nueva versión del programa REC, siglas de Razón en Cristo, cuyo objetivo es la transmisión de valores cristianos, ocasión en que el decano Prato entregó su testimonio de diálogo con la fe en su quehacer académico, el cual fue registrado en video y recientemente publicado en sus canales oficiales.

prato-rec.jpg

 

El martes 30 de mayo la Pastoral UC realizó una nueva versión del programa REC, siglas de Razón en Cristo, cuyo objetivo es la transmisión de valores cristianos, ocasión en que el decano Prato entregó su testimonio de diálogo con la fe en su quehacer académico, el cual fue registrado en video y recientemente publicado en sus canales oficiales.

En el primer evento Razón en Cristo (REC) realizado en la Casa Central de la Universidad, seis destacados profesores de la UC hablaron del sentido cristiano de su trabajo, dando a conocer también las investigaciones y creaciones que han realizado gracias a los fondos que año a año entrega la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana en conjunto con la Vicerrectoría de Investigación.

Esta versión se realizó el martes 30 de mayo desde las 10:00 horas en la Sala de Cine UC, y contó con la participación del decano de la Facultad de Artes, Luis Prato, quien dio la charla “Arte como experiencia de encuentro”, y que compartió espacio con los profesores Carolina Salinas de Derecho; Claudia Reyes de Trabajo Social, Enrique Vergara de Comunicaciones; José Tomás Alvarado de Filosofía y Macarena Lizama de Medicina.

REC es un proyecto organizado por alumnos de la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana de la Universidad Católica de Chile que, a través de la presentación de charlas breves, inspiradas en valores que forman parte fundamental del mensaje de Cristo, buscan despertar conciencias e impactar de forma positiva en la sociedad. Éstas son grabadas en vivo y posteriormente viralizadas en la red.

Para Miguel de Iruarrizaga, coordinador general de REC, este evento “es una oportunidad única, tanto para escuchar a los profesores fuera de las salas de clases como para darle un sentido de trascendencia a nuestras disciplinas a través de la investigación”.

En ediciones pasadas de REC, han participado destacados expositores como Héctor Noguera, actor y director teatral; Soledad Onetto, periodista, y el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez, quienes dejaron abierto el llamado a dar testimonio de servicio y compromiso con la sociedad.

Hace algunas semanas el canal de youtube de REC ha publicado el registro de la charla de Luis Prato, “Arte como experiencia de encuentro”: 

DSC_0607_copia.jpg

Fotografías, instalaciones y grabados que remiten a los huesos y herramientas encontrados por el artista en una residencia en el pueblo de Los Choros (Región de Coquimbo), que evocan la intoxicación que viven los animales y las personas que viven y mueren en la localidad.

Desde el 14 de septiembre al 6 de octubre de 2017, el artista Marco Bizzarri — cofundador de De Facto Colectivo—se presenta en Espacio Vilches ‘Anótese cuidadosamente su procedencia’, su cuarta muestra individual correspondiente a la segunda etapa del proyecto investigativo que inició en su residencia en Agentes Residentes en Choros (ARC), localidad ubicada a 600 km. al norte de Santiago, donde junto a Paula Solimano —curadora del proyecto y cofundadora de De Facto—, estudiaron la historia y situación actual del lugar y construyeron obra visual en torno a uno de los problemas más contingentes y menos regulados en el país: el impacto ambiental y social de la industria minera.

A diferencia de la primera etapa, en la que el artista erigió una serie de intervenciones site-specific en el paisaje, instalaciones de gran envergadura que rozaron lo relacional y marcaron el inicio del ciclo de residencias del nuevo proyecto cultural de la zona, fundado y dirigido por Rosa Velasco; en esta ocasión, Bizzarri presenta un cuidadoso despliegue y orden de los elementos encontrados, y con la redacción de textos de Antonia Taulis, hizo un nuevo barrido y seleccionó otra parte de los materiales recolectados en Los Choros: huesos y herramientas que remiten al trabajo humano y la muerte, de su proceder e incidencia sobre la vida y el final de las cosas. 

banner_-_anoětese-espacio_vilches.png

Más de 500 huesos recogidos en los alrededores de los enormes depósitos de relave en la comuna de La Higuera. El artista los enumera y cataloga reproduciendo arbitrariamente aquel primitivo protocolo de “determinar la procedencia”, en un intento por entrelazar el proceso inicial de un posible proyecto minero, y la fatales consecuencias para miles de animales y personas por intoxicación.

En la exposición se plantea un cruce disciplinar entre fotografía, grabado e instalación. El elemento común a cada obra es la remisión a una forma de estudio geológico específico al que antiguamente eran sometidas las rocas con el fin de determinar el potencial del suelo al comenzar un proyecto minero. El título de la muestra alude al primero de ellos: determinar la procedencia.

coloquio_123.jpg

 

En Chile, este programa es único en su tipo y uno de los pocos en Latinoamérica que permite la práctica artística como investigación.

El lunes 28 de agosto el decano de la Facultad de Artes, Luis Prato, recibió la carta oficial del rector, Ignacio Sánchez, que ratificaba la acreditación del programa de Doctorado en Artes por un periodo de 3 años a contar desde agosto 2017, lo cual se suma a la acreditación de 8 años obtenida por el Magíster, vigente hasta 2024. Los programas fueron acreditados por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) y la Agencia Acreditadora de Chile A&C, respectivamente.

El Doctorado en Artes de la Universidad Católica (UC), que anteriormente había sido acreditado por dos años (2014-2016), se define como un programa académico de estudios de tercer ciclo, de dedicación completa, destinado al desarrollo e innovación del conocimiento en artes visuales, música y teatro.

“Hemos recibido esta  noticia con alegría y estamos esperando el informe específico que determina las fortalezas y debilidades que constate la comisión, para trabajar desde ya en mejorarlas”, cuenta María José Contreras, jefa del programa de Doctorado en Artes UC, quien revela que la comisión de acreditación se vio por segunda vez  enfrentada a una cosa particular: “Tuvimos atrasos en el proceso porque fue bastante difícil para la CNA encontrar pares evaluadores que estuvieran capacitados para evaluar la infraestructura, el cuerpo docente y las investigaciones que se hacen desde la práctica artística —que es algo bastante sui generis—, ya que la mayoría de profesionales aptos están vinculados con el programa”.

Luis Prato destaca otra característica que complicó la búsqueda de pares evaluadores: “Este postgrado es el único programa de doctorado en artes que hay en Chile y uno de los únicos programas de Latinoamérica que contempla la práctica artística como investigación. Es un gran reconocimiento a la innovación de un programa que está ampliando el horizonte epistemológico, discursivo y creativo de las artes”.

En tanto, el director de Investigación y Postgrado de la Facultad de Artes, Daniel Party, destacó el nivel de internacionalización del Doctorado: “Más de un cuarto de los estudiantes son extranjeros, y más de un tercio de los estudiantes realiza co-tutelas o co-direcciones de tesis con destacadas universidades extranjeras”. Además, agrega que "es un programa muy selectivo que en promedio acepta solo el 40% de los postulantes, y sus estudiantes regularmente acceden a becas CONICYT para estudios doctorales. Dos tercios de los estudiantes poseen este beneficio, al que se puede acceder gracias a la acreditación”.

 

 

premios-lara-de-google-1.png

El profesor Rodrigo Cádiz, junto al estudiante de Doctorado en Artes, Andrés Aparicio, presentaron uno de los 27 proyectos ganadores de la quinta versión de los Latin American Research Awards, los cuales fueron entregados el pasado 24 de agosto en Sao Paulo.

Durante los próximos dos años, una nueva generación de investigadores latinoamericanos en el área de las Ciencias de la Computación recibirán un aporte económico para desarrollar sus proyectos, gracias a los Latin American Research Awards (LARA), premio otorgado por Google desde hace 5 años, que ya ha beneficiado a 46 proyectos y a más de 100 investigadores, incluyendo estudiantes de magister, doctorado y sus profesores.

Una de las propuestas reconocidas con este galardón fue el “Auditory graphs”, presentado por el académico del Instituto de Música de la Universidad Católica (IMUC), Rodrigo Cádiz, junto al estudiante de Doctorado en Artes UC, Andrés Aparicio. El principal objetivo de este proyecto es transmitir la información cuantitativa contenida en los gráficos visuales a través del sonido, por medio de una técnica llamada sonificación, que cuando se aplica particularmente a los gráficos, los convierte en audiográficos.

El enfoque planteado por este proyecto permitiría a las personas ciegas o con discapacidad visual acceder y comprender esta información, de lo contrario sólo disponible en forma visual. “Este enfoque tiene muchas ventajas sobre el método estándar de gráficos táctiles, ya que son fáciles de implementar con equipos informáticos de uso general, disponibles hoy con fines educativos. De particular interés para nosotros es el desarrollo de herramientas que se utilizarán junto con tecnologías web extendidas como motores de búsqueda de imágenes u hojas de cálculo. Nos gustaría agregar la capacidad de no sólo ver los datos utilizando estas herramientas, sino también escucharlos”, cuentan los investigadores acerca del proyecto.

“Creo que es un reconocimiento importante a la investigación que ocurre en los intersticios entre disciplinas y al valor de explorar esos espacios. Me parece que es una señal potente que a una corporación como Google le interese abrir campos para los cruces entre el arte y la ciencia. Es un tema en el que ya hemos trabajando como equipo y como institución, con el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación (VRI), y es grato para nosotros ver que también se reconoce fuera de la Universidad”, cuenta Andrés Aparicio acerca de lo que significa recibir este reconocimiento.

Las personas con discapacidad visual tienen serias dificultades para acceder y comprender la información contenida en gráficos, los cuales son ampliamente utilizados para describir datos numéricos, sobre todo en áreas científicas y matemáticas, y según especifica Rodrigo Cádiz “Existe bastante evidencia en la literatura que la sonificación de gráficos, a través de lo que se denominan audiográficos, permite obtener una mejor comprensión de los datos contenidos en éstos, sobre todo para sujetos con visualidad limitada. La ventaja de esta estrategia sobre la impresión en relieve, es que es fácilmente implementable en los dispositivos tecnológicos de uso masivo hoy en día en educación (PCs, Tablets, Pizarras Digitales, Celulares)”.

De acuerdo a información oficial entregada por Google, este año recibieron 281 proyectos de nueve países de América Latina. “Es significativo y muy positivo el crecimiento en el número de investigadores de toda la región enfocados al estudio del aprendizaje automático, un campo que nos permite enseñar a las computadoras a aprender sin que éstas sean explícitamente programadas. De los 27 proyectos elegidos, 14 se enfocan en aprendizaje automático”, afirman desde la empresa.

territorios-alternos.jpg

 

Hacia 2014, los académicos de la Escuela de Arte UC Danilo Espinoza y Francisco Schwember tenían en mente desarrollar un proyecto de temática intercultural. Con el tiempo, se contactaron con el Centro de Estudios Interculturales e Indígenas, CIIR y buscaron trabajar una mirada colaborativa, orientada a reflejar la multiculturalidad de Chile. La condensación de esta labor conjunta dio origen a una exposición colectiva de 12 artistas visuales titulada “Diálogos del Reconocimiento: investigación y creación en torno a la interculturalidad”. 

Los académicos de la Escuela de Arte UC Danilo Espinoza y Francisco Schwember planearon desde hace tres años un proyecto de temática intercultural. Inicialmente, lo bautizaron Ránquil, en conmemoración de la revuelta de mapuche en Malleco, contra el Estado chileno en 1934 y en la cual cerca de 500 mapuche murieron a manos de la policía.

Los profesores se contactaron entonces con el académico del Instituto de Historia UC Joseph Gómez, también investigador del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas, CIIR. Poco a poco, surgió la idea de que los investigadores del CIIR junto a artistas, en su mayoría académicos de la Escuela de Arte UC, armaran duplas de trabajo que se abocasen a investigar en ciertas temáticas vinculadas con el reconocimiento intercultural pendiente.

A través de esta mirada colaborativa, la idea, era que surgiese conocimiento científico y obras de arte que dieran cuenta de una perspectiva metodológicamente fresca e innovadora para asumir la multiculturalidad de Chile. El resultado fue una exposición colectiva de 12 artistas visuales titulada “Diálogos del Reconocimiento: investigación y creación en torno a la interculturalidad”. Esta itineró por el Museo de Arte Contemporáneo de Valdivia, el Centro Cultural Palacio la Moneda y el Campus San Francisco de la Universidad Católica de Temuco. Durante un año, 50 mil personas visitaron la muestra.

Territorios Alternos

Una segunda etapa de Diálogos del Reconocimiento comenzó a fraguarse durante 2016. Esta vez se pretendía que además de las duplas de artistas y cientistas sociales, fuera posible incorporar a las comunidades indígenas en la gestación del proyecto. La idea fue que las duplas se estableciesen en determinados territorios por algún tiempo y comenzaran a trabajar junto a representantes de Pueblos Originarios en determinadas temáticas. De esta reflexión conjunta brotó conocimiento que se tradujo, nuevamente, en una serie de obras de arte. Así nació el proyecto Territorios Alternos.

El objetivo de Territorios Alternos fue investigar y crear teniendo como foco de reflexión el diálogo y el  reconocimiento intercultural, a partir de una construcción colaborativa, en que sujetos que pertenecen a mundos disciplinares distintos –Ciencias Sociales y Arte- y quienes tienen cosmovisiones diferentes, Pueblos Originarios, generan nuevas miradas que permiten indagar en lenguajes, formas y perspectivas.

Entre el 22 de agosto y el 29 de septiembre, la exposición “Territorios Alternos” estará abierta al público en el Centro de Extensión UC. Ocho obras, más dos microdocumentales que abordan el proceso de investigación de dos de los proyectos contemplados en la muestra, exhiben distintas formas de acercase a la dimensión del diálogo intercultural: explorando en las formas materiales y lenguajes visuales en que el arte puede abordar esta problemática.  Territorios Alternos, surge así como una tentativa para aproximarse a la compresión y al diálogo disciplinar e intercultural.

Obras y autores:

- “Indagaciones visuales de unas identidades mapuche. Fotografía infantil mapuche”.

José Mela Contreras. 

-“Serie álbum familiar de Luis Calfuquir”.

Danilo Espinoza.

- “Entre el arte y la vida: encuentro con niños de una escuela rural de Apiao”.

Francisco Schwember. 

- “Cuando el alma seca, recobra la memoria del torrente”.

Loreto Millalén. 

- “Ejercicios de ceguera y de sordera”.

Mónica Bengoa. 

- “Rehue Romopulli: territorio, patrimonio y memoria”.

Leonardo Portus.

- “Lento andar, lento susurro”.

Luis Prato.

- “Rasgos funerarios simultáneos”.

Iván Zambrano. 

- “Los antiguos de Apiao”. “En la niebla de ninguna parte”.

Josefina Buschmann

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Rodrigo Burgos, Centro de Estudios Interculturales e Indígenas, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Head_1er_Festival.jpg

 

El Festival que se realizará el viernes 10 y sábado 11 de noviembre en el Campus Oriente de la Universidad Católica de Chile, será un espacio gratuito y de encuentro entre los diferentes estamentos de la Escuela de Teatro UC y alumnos de enseñanza media de diversos establecimientos educacionales de la Región Metropolitana.

Hasta el lunes 25 de septiembre estará abierta la convocatoria  para participar del 1er Festival de Teatro Escolar de la Escuela de Teatro de la Universidad Católica, en el que ocho grupos teatrales de diferentes colegios de enseñanza media de la Región Metropolitana, podrán presentar sus puestas en escena, asistir a talleres de formación y a una actividad de reflexión en la cual se dialogará en torno a la actividad teatral y al ejercicio de ésta en la educación escolar.

 “Estimamos que los aspectos a considerar serán, en primer lugar, la calidad artística de las puestas en escena, independiente del estilo o despliegue de recursos, en segundo lugar, el nivel de compromiso y participación de los estudiantes en el trabajo teatral, la pertinencia y contingencia de las temáticas trabajadas y, finalmente, que se adapten a los requerimientos de duración expuestos en las bases”, afirma Camila Francovish, encargada de la gestión del Festival que se desarrollará el viernes 10 y sábado 11 de noviembre.

Un jurado compuesto por dos docentes y dos alumnos de la Escuela de Teatro destacarán los trabajos sobresalientes con reconocimientos al mejor montaje y mejor elenco (solo primer lugar), y mejor actor/actriz primer, segundo y tercer lugar. (Serán tres los actores/actrices reconocidos).

Bases 1er Festival de Teatro Escolar en la Escuela de Teatro UC

Ficha de postulación

Tirana.JPG

 

La experiencia organizada por la Facultad y la Pastoral UC, permitió que diferentes miembros del plantel fueran parte de una de las celebraciones religiosas más importantes de Chile. 

Por quinto año consecutivo, una comitiva compuesta por  alumnos, funcionarios y profesores de las carreras de Arte, Teatro, Música y College, junto con dos coordinadores, un sacerdote asesor de la Pastoral UC y un profesor miembro del Centro de Estudios de la Religión, viajaron al pueblo de La Tirana para ser testigos de una de las mayores demostraciones de piedad popular expresadas en Chile, en honor a la Virgen del Carmen, a la que cada 16 de julio asisten cerca de 250 mil personas. 

José Vielva, director de galería Macchina y Espacio Vilches; Cristián González, académico del Instituto de Música (IMUC); Nolfi Ceriche, secretaria de la Escuela de Teatro; Mónica Guentulle, secretaria de Docencia IMUC; Silvana Buglioni, coordinadora de Postgrado (en representación de la Pastoral de Funcionarios); y Macarena Baeza, profesora de la Escuela de Teatro, fueron los miembros de la Facultad de Artes que participaron este año.

“Es la primera vez que pueden participar funcionarios de esta experiencia, lo que realmente fue un gran aporte para la residencia, ya que ellas pudieron aportar desde otro punto de vista lo que ahí ocurre, en el sentido de que observan y la viven de otra forma. Esta posibilidad responde al deseo de que la Comunidad UC pueda vivir lo que ocurre durante estos días, además de generar vínculos entre los miembros de Campus Oriente”, afirma Isabel Margarita Lavaud, coordinadora de Extensión de la Pastoral UC.

La dinámica consistió en observaciones del entorno, sumado a la participación de las distintas actividades, cuenta Macarena Baeza: “Tuvimos la suerte que además, a través de unos sacerdotes,  pudimos entrar y conocer personalmente a la gente en la trastienda de la fiesta.  Cuando están en sus campamentos descansando y preparándose. Ver la relación que tienen con sus imágenes, porque la mayoría de estas cofradías tienen sus propias imágenes que andan cargando. Cómo se preocupan de su vestimenta, bordando todo el año una capa para que ella la pueda lucir el 16 de julio”, reflexiona Macarena Baeza.

“Para mí fue una conjunción de expresiones en diferentes planos, muy rica y variada, atiborrada de sensaciones, colores, música y sonidos, todos superpuestos. Es casi imposible quedar indiferente ante esta fiesta que, como una persona de allá nos dijo, no sólo es una manifestación de la cultura sino también de la espiritualidad, y quizás por eso es tan hermosa, es una especie de traducción física o concreta de algo intangible. Fue una vivencia que no dejó de sorprenderme cada segundo, cada lugar”, compartió Estíbaliz Lorca, estudiante 4° año de Arte UC, a la Pastoral UC.

Fotografía: Estíbaliz Lorca.