expand_less

Espacio memorial de Ignacio González fue inaugurado en el edificio de la Facultad de Artes UC

20 de noviembre de 2023


Grabados del egresado de la Escuela de Arte que fue asesinado por fuerzas del Estado en 1975, fueron instaladas en el primer piso del edificio de la Facultad de Artes. A la inauguración asistieron su tía Yasmina Espinoza y su prima Cecilia Valdés.

En una ceremonia encabezada por el decano de la Facultad de Artes, Alexei Vergara, la directora de la Escuela de Arte, Alejandra Bendel, familiares y distintas autoridades estudiantiles, el jueves 16 de noviembre se inauguró un espacio en memoria del artista egresado de la Escuela de Arte UC, Ignacio González, asesinado en dictadura en el año 1975.

El espacio exhibe 10 grabados enmarcados del artista y una placa que recuerda su muerte.

Este día marca un hito trascendental en la Escuela de Arte y la Facultad de Artes, en que la obra de un artista nos convoca hoy desde su ausencia”, afirmó Alejandra Bendel, sobre la significancia de este memorial, que resulta ser la primera exhibición de obras permanente de un estudiante, en el edificio de la Facultad de Artes. “Pasar y ver esta serie de litografías, también será ver a Pedro Millar, profesor a cargo del taller de grabado donde Ignacio realizó estas obras. Muchas generaciones tendrán la posibilidad de conocer su obra y también, parte de una historia que nuestro país no debe volver a vivir”, agregó la directora de la Escuela de Arte.

Por su parte, el decano de la Facultad de Artes valoró los esfuerzos de todos quienes estuvieron involucrados en concretar este memorial: “Fue gracias al cariño de Eduardo Vilches por sus estudiantes, a los distintos profesores que han cuidado el Archivo de Obras de la Escuela de Arte, a la voluntad del Colectivo de la Memoria y Derechos Humanos UC, y a las distintas federaciones de estudiantes que desde hace dos años han impulsado esta iniciativa”.

Además, Alexei Vergara agradeció especialmente a Mario Álvarez, productor encargado de gestar este proyecto desde sus inicios, y también, a la académica y artista visual Mónica Bengoa, quien ayudó a concretar técnicamente este nuevo espacio.

"Por la corta, pero intensa, luminosa y valiente vida de Ignacio agradecemos esta placa que recordará a las presentes y futuras generaciones que nunca más en Chile podemos eliminar a los nuestros por sus ideas", expresó la prima de Ignacio González, Cecilia Valdés.

“Ignacio era el mejor de los nuestros”

A la ceremonia de inauguración, asistieron la señora Yasmina Espinoza y la señora Cecilia Valdés, tía y prima de Ignacio González. Durante la ceremonia, ambas dedicaron unas palabras al recuerdo del artista UC. “Ignacio era el mejor de los nuestros”, comenzó diciendo Cecilia Valdés, quien relató cómo era Ignacio de joven y la forma en que contribuía a la vida cultural de toda su comunidad en la Villa Juan Antonio Ríos de Independencia.

Por la corta, pero intensa, luminosa y valiente vida de Ignacio agradecemos esta placa que recordará a las presentes y futuras generaciones que nunca más en Chile podemos eliminar a los nuestros por sus ideas”, expresó su prima, quien recalcó que este sería un segundo lugar donde visitara Ignacio, siento el primero, el lugar donde sus restos fueron encontrados en 2001.

Al cierre de la ceremonia, la señora Yasmina Espinoza compartió algunas palabras espontáneas sobre quien fuera su sobrino.

Memoriales en la UC

La instalación de este memorial fue gracias en gran medida al trabajo en conjunto de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) y el Colectivo de Memoria y Derechos Humanos UC.

Esta placa, como también las obras expuestas son un acto de reparación, más aún, siendo el primer estudiante de arte que posee una exposición permanente en este edificio. Podemos honrar su memoria comprometiéndonos a garantizar que nunca más ocurran violaciones a los derechos humanos en nuestro país y esta, es una tarea de todos”, expresó el coordinador general de Memoria UC 2023, Sebastián Arancibia.

Por su parte, la primera vicepresidenta de la FEUC, Tania Hinostroza Valladares, contó que, de forma histórica, “este año hemos logrado instalar cuatro placas memoriales en la UC. En un esfuerzo por lograr que toda la UC se llene de memoria”.

Valentina Saldaña, coordinadora de Logística de la Consejería Superior, agradeció al colectivo de memoria y Derechos Humanos de la UC y a la FEUC. “Es gracias a ellos que esta universidad reconoce en algunos espacios la historia que ha pasado por sus pasillos, salas y patios. Agradecer por supuesto a la FEUC, con quienes hemos trabajado esta temática durante todo el año. Y también, agradecer a la Facultad de Artes UC por habilitar este espacio”.

En el taller de Pedro Millar

Esta serie de grabados de Ignacio González, corresponden a una donación realizada por el profesor Eduardo Vilches al Archivo de Obras de la Escuela de Arte UC. Vilches había comprado estas estampas a Ignacio cuando él era aún estudiante de la Escuela, por ese entonces ubicada en Lo Contador.

Con motivo de la exposición individual póstuma de Ignacio González, organizada por Espacio Vilches en 2013, el profesor emérito de la Facultad de Artes UC compartió sus recuerdos sobre la desaparición y muerte del estudiante: “En 1975 supe por una amiga que Ignacio había sido detenido y se ignoraba el lugar de reclusión. Años más tarde recibí en nuestra escuela la visita de una señora a quién no conocía y que muy amablemente se presentó como Nora Espinoza, madre de Ignacio González. Me solicitó conocer los lugares en que su hijo trabajó. También deseaba saber de mí, porque siempre figuré en las conversaciones que tenían sobre la escuela. En 1996 recibí una invitación de la señora Nora para asistir a los funerales privados de Ignacio pues sus restos mortales habían sido encontrados en el Fuerte Arteaga y devueltos a sus familiares”.

“Ignacio se distinguía de sus compañeros porque era muy buen dibujante y además autor de unas litografías de pequeño formato realizadas en el taller dirigido por el profesor Pedro Millar. Él, con mucho humor, luego las remataba al mejor postor en uno de los patios. Yo fui uno de esos postores y así reuní una pequeña colección de su obra gráfica”, compartió Eduardo Vilches, quien años más tarde donó estas obras a la Escuela de Arte.

Comparte nuestro contenido en: