Composición de René Silva fue seleccionada en el festival World Music Days

rene silva world music days 3

El estudiante de tercer año del Doctorado en Artes, mención Música, creó “Surcos a la tierra” en 2016, obra que fue estrenada por la orquesta juvenil de Rancagua ese mismo año y que en 2020 será interpretada en este importante encuentro de música contemporánea.

 

René Silva jamás pensó que el encargo que le hizo la Fundación Toccata en Rancagua llegaría hasta Nueva Zelanda. Esto, porque su composición “Surcos a la tierra” fue seleccionada para la próxima edición de los World Music Days, que se realizará en abril de 2020. Encuentro que es organizado por la Sociedad Internacional de Música Contemporánea y que fue creado originalmente en 1923.

Esta pieza musical, inspirada en la canción El Arado de Víctor Jara y en el paisaje sonoro del campo, fue estrenada en 2016 por la orquesta juvenil de la sexta región en el festival Toccata Rancagua. Luego, la partitura quedó guardada hasta que este año René Silva la postuló a través de la Asociación Nacional de Compositores de Chile, institución que la escogió como una de las seis obras para representar a nuestro país, donde finalmente fue la única producción chilena seleccionada.

“Es bueno estar siempre reactivando las obras, ya que no es la idea que se estrenen y queden guardadas en un cajón”, dice el compositor de 35 años desde Bélgica, donde se encuentra actualmente realizando su pasantía doctoral en el Orpheus Institute, financiada con una beca Conicyt.

rene silva world music days

- ¿Cómo nace la idea de crear la composición Surcos de la tierra?

Aquí se vincula la parte formal del encargo con la parte artística, ya que me pidieron que la obra fuera dedicada a la ciudad de Rancagua. Entonces empecé a pensar en el paisaje y en la sonoridad del campo de la zona central, hasta que en un momento aparece el recuerdo de la canción El Arado, de Víctor Jara, cuya obra ha estado súper presente en mí, y me digo: por aquí podría vincular. Pero esto no es un arreglo de la canción de Víctor Jara, sino que es una nueva obra sinfónica que nace inspirada en El Arado.

- ¿Y lo estrictamente musical?

La obra está construida en base a líneas rítmicas y melódicas que se van construyendo como un arado. Surcos a la tierra evoca sonoramente esa idea del arado, va haciendo surcos en el sonido, ya que son distintos instrumentos que se van sumando hasta que construyen una línea melódica hacia el final de la obra.

- ¿Qué sensación te provocó ser seleccionado en el festival World Music Days?

Es reconfortante porque pasé por dos filtros de selecciones. También porque siempre es bueno reestrenar y este formato de orquestas juveniles me pareció súper interesante. Además que este es uno de los festivales más importantes de música contemporánea. Así que creo que es una buena plataforma para mostrar nuestro trabajo, porque no podemos quedarnos solo estrenando en Chile, hay que ir afuera y expandir nuestra producción artística, porque al final vivimos de las redes y los contactos que nos abren posibilidades laborales. Abrirse al extranjero es parte de ser compositor. Creo que es importante salir con la música a mostrar lo que se está haciendo en Chile.

rene silva world music days 2

- ¿Qué estas investigando en el Orpheus Institute?

Mi investigación doctoral es sobre el organillo chileno y su patrimonio sonoro. Y en particular estoy investigando cómo, a través de mi práctica artística como compositor, puedo aportar al patrimonio sonoro de los organillos chilenos. Es una investigación bien linda porque estoy trabajando con un grupo de organilleros chilenos, con quienes he estado aprendiendo y aportando en su trabajo, y decidí venir a Bélgica porque en esta zona son productores de organillos. Entonces es un excelente lugar para hacer la pasantía, de hecho tuve una presentación de mi investigación y de inmediato me dieron indicaciones de museos y fábricas para ir a investigar.