Antes del olvido: el proyecto que registra las intervenciones del estallido social

antes del olvido cristobal cea felipe baeza estallido social 1

A raíz del estallido social, los profesores de la Escuela de Arte Felipe Baeza y Cristóbal Cea levantaron una plataforma que busca registrar colaborativamente los edificios, monumentos y paredes del espacio público que fueron intervenidos por quienes participaron de las protestas ocurridas desde octubre 2019.

La posibilidad de elaborar un paralelo visual que genere un testimonio de este momento de la historia de Chile, que esté disponible en plataformas digitales, virtuales e intangibles. Este es uno de los propósitos que han guiado el trabajo realizado por Antes del olvido, proyecto levantado por los académicos de la Escuela de Arte Felipe Baeza y Cristóbal Cea, que registra tridimensionalmente y de forma colectiva las intervenciones que han tenido lugar en el espacio público, desde el estallido social de octubre 2019.

A través de la fotogrametría, el proyecto Antes del olvido genera modelos 3D de distintos edificios, monumentos y paredes que luego se incorporan geolocalizadamente en una plataforma web y, al mismo tiempo, realiza talleres y capacitaciones del procedimiento de captura tridimensional que hasta la fecha han ampliado el alcance de esta técnica a más de 900 personas. Estos talleres se han realizado en distintos espacios como la Escuela de Arte UC, el Museo de Artes Visuales (MAVI), el Espacio Paz Independencia y el Museo de la Memoria y Los Derechos Humanos.

antes del olvido cristobal cea felipe baeza estallido social 2
La importancia de transmitir estos conocimientos e invitar a las personas a sumarse son puntos medulares del proyecto. Para los académicos de la Escuela de Arte, el actual momento histórico no solo excede nuestra capacidad de comprensión, sino que también nuestros modos tradicionales de representar la historia, exigiendo la configuración de otros hábitos de creación que no dependen de la genialidad de un individuo. “Para mí, Antes del olvido es una buena obra de arte porque produjo comunidad, un rasgo bastante distintivo de las muchas manifestaciones artísticas que sucedieron desde octubre”, explica Cristóbal Cea.

Al tratarse de manifestaciones efímeras que se insertan en el espacio de forma ilegal, el registro tridimensional otorga la posibilidad de preservar estas intervenciones indefinidamente. Al respecto, Cristóbal Cea asegura que “una fotogrametría posibilita tener más tiempo para saber de qué se trató un momento como este. A diferencia de una fotografía que tiene un punto de vista fijo y por tanto, un sesgo”.

De acuerdo con Felipe Baeza, a través de este proyecto se hace patente la invisibilidad de los monumentos públicos en el momento previo a la catarsis que significó el estallido social: “Permite que estos monumentos sean resignificados e instrumentalizados para ser receptáculo de la consigna y el testimonio verbal asociado, ubicándolos en una nueva conexión con lo público y un sentimiento de pertenencia inexistente previo al 18 de octubre de 2019”, afirma Felipe Baeza.

“Nos dimos cuenta de que no se iba a volver a ninguna idea de normalidad y que había que integrar las clases a lo que estaba sucediendo afuera. Conversé con alumnes y profesores para tratar de usar la enseñanza como un modo de participar y para tratar de poner la energía de las clases al servicio de entender lo que estaba pasando en ese momento”, explica Cristóbal Cea.

Sobre el surgimiento de este proyecto, Cristóbal Cea explica que, desde las protestas del movimiento feminista en 2017, las clases en general tuvieron que flexibilizarse y en octubre esta flexibilización finalmente se normalizó. “Nos dimos cuenta de que no se iba a volver a ninguna idea de normalidad y que había que integrar las clases a lo que estaba sucediendo afuera. Conversé con alumnes y profesores para tratar de usar la enseñanza como un modo de participar y para tratar de poner la energía de las clases al servicio de entender lo que estaba pasando en ese momento”, explica Cristóbal Cea.

Fue en este contexto que Cristóbal Cea invitó a Felipe Baeza a generar un taller que les hiciera sentido a los estudiantes, en términos de la vinculación con el acontecer nacional. A partir del trabajo que Felipe Baeza ya estaba realizando en La Ilusión de la Materia, los estudiantes pudieron aprender acerca del registro fotogramétrico de las esculturas y el espacio público post estallido, entendiéndolo como una posibilidad creativa y de rescate patrimonial asociado a las nuevas tecnologías. La Ilusión de la materia puede ser apreciada en la cuenta de Instagram del profesor Felipe Baeza @felipebaezafuentes y en su cuenta de Sketchfab.

Este proyecto cuenta clon el apoyo de la Dirección de Artes y Cultura UC.