expand_less

Música y literatura se unieron para cerrar el Año de la Misericordia

12 de julio de 2018


musica-y-literatura-1.jpg

Música y literatura se unieron para cerrar el Año de la Misericordia

Siguiendo con la invitación del papa Francisco de mirar a los otros con amor compasivo así como también a nosotros mismos y reconocer las propias dificultades cotidianas, se realizó el concierto “Notas de Misericordia: fragilidad, perdón y reconciliación”, con motivo del cierre del Año de la Misericordia.

La actividad se llevó a cabo el pasado 17 de noviembre en el Salón de Honor de Casa Central y consistió en un concierto inédito entre piano y viola da gamba realizado por tres destacadas artistas: Karina Glasinovic (piano), profesora del Departamento de Música Universidad de Chile, y las profesoras UC, Gina Allende (viola da gamba) y Macarena Baeza (lectura).

 

musica-y-literatura-2.jpg

El concierto tuvo como finalidad generar un diálogo sobre la profundidad de los actos de misericordia. El vice gran canciller UC, padre Cristián Roncagliolo dio la bienvenida a los asistentes. “Hoy día, en este esfuerzo constante por ir generando de un diálogo entre fe y cultura, tendremos la alegría de escuchar obras de autores muy reconocidos y también de destacados dramaturgo chilenos, como lo son Juan Radrigán y Egon Wolff. El tema de la misericordia es un tema central para estos autores y también será el tema central de las obras que se presentarán”, dijo a los asistentes. Además, agregó que “el jubileo de la misericordia ha sido un tiempo privilegiado para la Iglesia, para profundizar en esta cualidad que define a Dios, porque Él es misericordioso”.

La actividad se dividió en dos etapas. La primera estuvo a cargo de la pianista Karina Glasinovic, quien interpretó piezas de Beethoven, Bach y un preludio de su propia autoría, "La nostalgia de la pertenencia". Posteriormente, las profesoras Gina Allende y Macarena Baeza hicieron una presentación en conjunto donde dieron vida a piezas de Tobias Hume y Jacob Van Eyck, acompañados por textos de Gabriela Mistral, sor Juana Inés de la Cruz y santa Teresa de Ávila. Además, a través de textos de dos insignes dramaturgos chilenos, Juan Radrigán y Egon Wolff, ofrecieron una mirada cariñosa sobre el mundo de los más desposeídos.

 

 

 

Comparte nuestro contenido en: