Paula de Solminihac participará de la Bienal de Sydney 2022

13 de abril de 2021


La académica de la Escuela de Arte fue invitada a participar de la 23a Bienal de Sydney, que se realizará entre el 12 de marzo y el 13 de junio de 2022. Bajo el título de rīvus esta bienal reunirá proyectos existentes y encargados en todo el mundo en torno a ríos y vías fluviales.

Para entender Kamanchaka, el proyecto que la académica de la Escuela de Arte Paula de Solminihac presentará en la Bienal de Sydney 2022, hay que considerar dos antecedentes.

Lo primero es el atrapanieblas que instaló, en abril de 2018, en el desierto costero de Chile. El atrapanieblas ubicado en las ruinas de una antigua mina de hierro, El Tofo, recolectaba las gotas microscópicas de la neblina antes que ésta se evaporara en el valle, intentando hacer visible la tridimensionalidad del agua. Los primeros días de octubre de ese año, el atrapanieblas fue desmontado y lavado en el mar devolviendo lo que había tomado a su lugar de origen.

Luego, la red que había sido el atrapanieblas adoptó la forma de una medusa flotante de dos cabezas que fue presentada como parte de la exposición Humus (MAVI 2019). Esta muestra estuvo en sintonía con los procesos de transformación y descomposición de materias orgánicas en el suelo terrestre, abordando la perpetua relación entre el arte y naturaleza, y replanteando la labor del artista sobre los materiales y, de nuevo, sobre sus lugares de origen.

Instalación de Paula de Solminihac

Atrapanieblas instalado en el desierto costero del norte de Chile. Imagen de la página web de Paula de Solminihac.

Para la Bienal de Sydney, Paula de Solminihac reutilizará el atrapanieblas teniendo en consideración las cualidades adaptativas que le permite situarse en distintos contextos, conectándolo cíclicamente, con la arquitectura invisible del suelo terrestre que construyen las lombrices. “Aunque generalmente se piensa el suelo como una estructura sólida, sus intersticios son tan vitales como los espacios de una casa. La arquitectura que las lombrices van dejando a través del trazo de sus canales de circulación, permiten la formación de poros de almacenamiento para las aguas subterráneas, recurso hídrico invisible, que constituye la mayor reserva a nivel mundial de agua dulce para el futuro”, explica la académica UC.

De acuerdo con Paula de Solminihac, la obra apunta a valorar esas formas de vida invisibles tanto en el cielo, como las que operan bajo tierra, enriqueciendo los significados de la naturaleza como totalidad. “También me interesa advertir sobre los potenciales peligros que corren las aguas subterráneas por su uso indiscriminado”, afirma la artista sobre el proyecto Kamanchaka, palabra aimara que significa oscuridad.

Paula de Solminihac trabaja en una forma particular de escultura instalativa que involucra el uso de elementos blandos como la cerámica y la materia orgánica. Su obra tiene una naturaleza archivística, tanto en el proceso investigativo tras el trabajo relacionado al fenómeno cosmológico y natural, como en el estudio del tiempo y en las capas de sedimento y significado de la forma en que las obras son producidas.

rīvus : sostenibilidad y colaboración

Entre el 12 de marzo y el 13 de junio de 2022, ríos, humedales y otros ecosistemas de agua salada y dulce serán el eje de la 23ª Bienal de Sydney (2022), titulada rīvus. A partir del agua como un derecho básico que ha sido mercantilizado, el tema de la Bienal se expandirá naturalmente hacia temas como sostenibilidad, seguridad alimentaria, consumo, contaminación, biodiversidad, extinción, derechos de la naturaleza, interconexiones entre sistemas vivos y no vivos, puntos de vista no humanos y cosmovisiones e historias indígenas.

"Debemos darnos cuenta de que la tarea de los artistas y productores culturales radica no solo en concientizar sobre estos temas urgentes, sino en actuar en consecuencia", José Roca, director artístico de la Bienal de Sydney 2022.

De acuerdo con el director artístico de esta versión, José Roca: “En este día y este momento en particular, a raíz de una parada planetaria que nos obligó a todos a examinar detenidamente nuestras necesidades y prioridades reales, necesitamos ser conscientes del impacto de nuestras decisiones y acciones en el entorno social, político y natural. Debemos darnos cuenta de que la tarea de los artistas y productores culturales radica no solo en concientizar sobre estos temas urgentes, sino en actuar en consecuencia. Debemos pensar en formas más sostenibles de hacer exposiciones, trabajar en colaboración con y para el público local y aprender de los pueblos que han vivido en armonía con la naturaleza”.

Desde 1973, más de 1900 artistas de diferentes países del mundo han presentado sus obras en la Bienal de Sydney, una de las bienales más grandes y antiguas del arte contemporáneo. Entre los artistas chilenos que se han presentado previamente, destacan Juan Downey (1982), Carlos Leppe (1986), Alfredo Jaar (1990), Ximena Zomosa (1998) y Cecilia Vicuña (2012), entre otros.

Comparte nuestro contenido en: