Concierto en Hungría de pieza musical creada por Cristian Fernández

25 de mayo de 2021


El compositor nacional, que actualmente cursa el Magíster en Artes UC, estrena una micro pieza a distancia. Se trata de Monólogos Australes, creada para la convocatoria de la Sonus Foundation, que se interpretará este lunes 31 de mayo en Budapest y que también se puede seguir desde Chile a través del streaming oficial del evento.

photo_camera Cristian Fernández. Compositor y estudiante del Magíster en Artes UC.

«Quizás sea conveniente partir contando por qué estoy siempre buscando estas instancias», dice Cristian Fernández (1996), al momento de explicar cómo es que en plena pandemia creó una obra que se va a interpretar en Hungría (lunes 31, a las 13:00 horas de Chile, seguir streaming en vivo aquí ).

El estudiante del programa Magíster en Artes UC, mención Música, cuenta que se trata de una «cuestión netamente instrumental con este tema de los concursos», ya que, según explica: «Soy un compositor joven, aún sin un trabajo estable, por lo que este tipo de actividades son, por una parte, la manera de ir haciendo un currículum, y por otra, es una manera de mantenerme activo y seguir forjando mi carrera en un contexto de precariedad laboral para nuestro rubro».

«Me pareció interesante porque siempre me ha atraído componer para ensambles no muy típicos. Y estos instrumentos no los conocía, así que significaba ponerse a estudiar sus características y, en base a eso, crear un discurso compositivo que fuese interesante»

Su método para informarse sobre estas convocatorias consiste en revisar regularmente una serie de portales en Internet, donde se publican estos concursos. Así se enteró que en Budapest buscaban micro piezas musicales para tocar en vivo con un glissonic tarogato, instrumento de viento basado en el tarogato húngaro. «Me pareció interesante porque siempre me ha atraído componer para ensambles no muy típicos. Y estos instrumentos no los conocía, así que significaba ponerse a estudiar sus características y, en base a eso, crear un discurso compositivo que fuese interesante», detalló sobre la creación de Monólogos Australes

En esta convocatoria, organizada por la Sonus Foundation (organización que promueve la nueva música húngara y las artes performáticas contemporáneas), no se incluía ningún tipo de retribución en dinero. Solo el concierto. Pero hay otros concursos que sí, como cuando fue premiado por su composición para Orquesta Barroca, en Chile; y también en un concurso de arreglos corales, en Argentina. Sobre las cifras, Cristián confidencia que los premios del extranjero entregan en promedio más dinero que los locales, y que son montos que oscilan entre los dos y tres millones de pesos chilenos.

«Obviamente tomo los premios como logros personales, que van respondiendo un poco al avance que voy teniendo. Pero también sé que no es el máximo punto al que puedo llegar, sino que es una motivación para seguir aprendiendo y avanzando», reflexiona. En ese proceso, indica que la ayuda de su profesor guía, Miguel Farías, ha sido fundamental. «Él me me va enseñando lo que significa ser compositor. En el sentido de a lo que uno debería aspirar y cual es el estándar que se espera de uno. Ha sido un acompañamiento bien profundo porque va más allá de lo técnico y viene desde el pregrado en otra universidad. Como una especie de mentor y, también, como alguien con quien vamos reflexionando en torno a la importancia que tienen estos logros en mi proceso personal, de tal manera que pueda integrarlos, observarlos con humildad, aprender del proceso que me llevó a ellos y entender que un trabajo silencioso y dedicado tiene mejores resultados», dice.

Barcelona Modern Ensemble

«Sabía que es importante para nuestras carreras acceder a cursos de perfeccionamiento, en circuitos de excelencia y más profesionales, por lo que encontré esta convocatoria a alumnos y me seleccionaron como oyente de las master class de los compositores»

Con el objetivo del aprendizaje en esa búsqueda de nuevas experiencias y sonidos, más allá de los premios en dinero, Cristián también busca otro tipo de convocatorias para compositores. Se trata de instancias en que se premia con el acceso a cursos de composición y también a clases magistrales. Como es el caso del Curso Internacional de Composición Barcelona Modern. «Sabía que es importante para nuestras carreras acceder a cursos de perfeccionamiento, en circuitos de excelencia y más profesionales, por lo que encontré esta convocatoria a alumnos y me seleccionaron como oyente de las master class de los compositores, y con el derecho a escribir una obra para una sesión de lectura, que queda registrada por el ensamble», cuenta Fernández.

Sobre la oportunidad, que lo tuvo asistiendo a dichas clases durante principios de año y que este viernes 28 de mayo tendrá la sesión de lectura de su composición por parte del ensamble, adelanta que «es una sesión como un ensayo, en la cual tengo la chance de dialogar con los músicos y eso queda grabado. Es una oportunidad, ya que el Barcelona Modern es un ensamble muy connotado en Europa que trabaja música contemporánea, y tienen este curso que año a año se realiza con compositores invitados, que son compositores de renombre, que uno revisa cuando estudia música contemporánea. Entonces estás compartiendo con músicos de otros lugares del mundo y vas entendiendo lo que se está haciendo afuera. Es muy interesante desde esa perspectiva».

Comparte nuestro contenido en: